¿Por qué dicen que tengo que concurrir a controles de salud, si mi hijo está sanito?

Los niños y adolescentes son individuos en continuo crecimiento y desarrollo. Cualquier proceso que su organismo detecte como una agresión (un cuadro viral, una infección más severa, y aún los trastornos emocionales o afectivos, pueden repercutir en ellos impidiéndoles crecer o desarrollarse plenamente.
Los pediatras controlamos a su hijo guiándonos por curvas de crecimiento ya que el rango de normalidad es muy grande y varía de un niño a otro.
Por ejemplo, es normal que una niña de 3 años, pese 11 kg, pero también es normal que pese 18 kg. A los 4 años esperamos que la niña que pesaba 11 pese 12,500, mientras que la niña de 18 pese 21.
Si una niña peso a los 4 años 15 kg puede haber aumentado más de lo conveniente o tener alguna patología que haga que no crezca lo que debería, dependiendo esto de cuanto pesaba el año anterior. Esta es la razón por la que los pediatras insistimos tanto con los controles de salud, simplemente porque nos permite detectar precozmente muchos problemas.

¿Debo medicar a mi hijo cuando tiene fiebre?

La fiebre no es una enfermedad, es un mecanismo de defensa que pone en funcionamiento el organismo, cuando se encuentra frente a una agresión de cualquier tipo.
Si bien es un motivo frecuente de alarma y consulta, no representa un riesgo para el niño. Es importante tratar la fiebre, cuando esta ocasiona un malestar o disconfort para el niño. En general este síntoma no representa una alarma para el pediatra, es decir no tienen mayor importancia que otro síntoma cualquiera, lo que enoja a los padres, sin embargo, es importante saber que siendo un mecanismo de defensa ya está actuando para proteger a sus hijos. Obviamente, merece una consulta médica precoz, con miras a buscar la causa que la origina y tratar, si fuera necesario, la enfermedad de base.

¿Tiene fiebre por que está cortando dientes?

Si bien la literatura habla de que en el momento de la irrupción dentaria (cuando corta la encía) puede haber una liberación de pirógenos y presentar un pico de fiebre, acompañada de buen estado general. NO podemos quedarnos tranquilos y atribuir la fiebre solo a esto. Si persisten los picos de fiebre se debe buscar otra causa.

¿Porque me preguntan tantas cosas?

Cuando lleve sus hijos al pediatra, tiene que saber que este no adivina. La consulta médica se divide en 2 partes de igual importancia, la anamnesis o interrogatorio y el examen físico. Muchas mamás creen que el médico pregunta por curiosidad, o para molestarlas y menospreciarlas, sin embargo el médico depende de esas preguntas para hacer un diagnóstico correcto. Si Ud. espera un buen diagnóstico y un tratamiento efectivo deberá aportar datos concretos y verídicos. Quien lleva al niño a la consulta debe conocer esta información para compartirla con el médico. El pediatra no tiene otra forma de saber cuándo comenzó el cuadro, que síntomas presentó, que consultas previas y que tratamiento está utilizando. Se está recibiendo alguna medicación es de enorme importancia saber que está tomando, que cantidad y cada cuanto tiempo. El médico no puede cambiar un tratamiento inefectivo por otro más apropiado si desconoce cuál es el actual.
Cuando el pediatra le pregunta es porque reconoce que Ud. es quien está en contacto permanente con su hijo, y que sus datos son imprescindibles. Con su aporte y la evaluación clínica podrá llegar a un diagnóstico y a un tratamiento adecuado.

Tose mucho, ¿cómo cortar la tos?

Al igual que la fiebre, la tos constituye otro mecanismo de defensa. El organismo trata de limpiar la vía aérea sea de secreciones, elementos extraños o gérmenes.
La tos debe calmarse solo cuando estamos seguros de que se trata de un mecanismo irritativo, que no intenta liberar la vía aérea. Sin ser una causa de consulta de emergencia, un cuadro de tos persistente y molesto merece una consulta con el pediatra para evaluar si corresponde a un catarro de vía aérea alta, a un broncoespasmo, o una alarma del cuerpo que nos avisa que pasa algo más.
Es frecuente que ante cuadros de este tipo se utilice vapor de agua con eucalipto. Esto no es conveniente ya que el eucalipto puede desencadenar broncoespasmo en niños pequeños., En lo que al vapor se refiere, hay que ser muy cautelosos para evitar las quemaduras.